Así fue la Jornada “Enredados”

El juego, la danza y la diversión fueron los invitados durante la Jornada “Enredados”, que se llevó a cabo en la Ciudad de Medellín los pasados 14 y 15 de septiembre, y en la cual participaron más de 200 niños, niñas y adolescentes que hacen parte de los Laboratorios creativos de la Red de Danza de Medellín.

El sábado comenzó en el Parque de Los Deseos, donde nos encontramos para decorar los buses, en los que fuimos a vistar el Museo Cementerio de San Pedro. Allí, hicimos una visita guiada y bailamos con la actividad “El concierto de las vocales”; antes de salir para el barrio La Floresta. Visitamos la Facultad de Artes y Humanidades del ITM-EPA, la Biblioteca Público Barrial de La Floresta y el parque de este barrio, donde realizamos una coreografía que compartimos con nuestros amigos de la Red.

El domingo salimos desde el Parque de Los Deseos para el Parque Biblioteca del corregimiento San Cristóbal. Realizamos una actividad donde imitamos con el cuerpo algunos medios de transporte público, al tiempo que nuestros compañeros adivinaban de cuáles se trataba. Visitamos el Parque de San Cristóbal y sus alrededores, almorzamos antes de salir para el Parque Biblioteca de La Ladera, donde montamos las coreografías que después presentamos en el auditorio.

Conocimos nuevos compañeros, talleristas y espacios de la Ciudad; bailamos y nos divertimos, y encontramos en la danza una excusa para hacer nuevos amigos. Hasta hicimos un video para mostrar cómo la pasamos de bien ¿ya lo viste?

La Red en la Corporación Superarse

La clase de danza comenzó de una manera diferente: hoy, en lugar de música, Margarita -la tallerista- llegó con pliegos de papel, pinceles, vinilos, marcadores y una bomba gigante. La sesión es especial: se trata de una jornada de valoración, en la cual con cada uno de los niños se realiza una reflexión acerca de su proceso, sus fortalezas y aspectos a mejorar; también los niños evalúan a Margarita y a la Red de Danza, expresando sus gustos y desencuentros con la propuesta.

Mientras Margarita habla con los estudiantes, los demás se reúnen en dos grupos de trabajo: uno de ellos pinta un árbol sobre varios papeles que están dispuestos en el suelo, utilizando para ello las formas del cuerpo y las siluetas de los compañeros; el otro grupo infla un globo gigante para cubrirlo con papel y engrudo. Ambos trabajos harán parte de la escenografía que se utilizará en la propuesta creativa “Ser-es naturaleza”, liderada por la tallerista también en el Cementerio Museo San Pedro.

Les presentamos, de esta manera, a los niños, niñas y jóvenes de la Corporación Superarse.

Programación Jornada “Enredados”

Los días 31 de agosto y 1 de septiembre realizaremos las Jornadas “Enredados”, en las cuales pueden participar todos los niños, niñas y jóvenes de la Red de Danza de Medellín. Durante estas jornadas realizaremos actividades lúdicas en parques biblioteca, bibliotecas públicas y escenarios representativos de la Ciudad, en los cuales se realizan nuestros Laboratorios creativos.

La Jornada incluye transporte, almuerzo y refrigerio para los niños. El compromiso por parte de los padres de familia y acudientes consiste en llenar la circular de autorización (puede descargarse aquí) y estar puntualmente en el Parque de los Deseos (está ubicado al lado de la estación Universidad de Metro del Medellín) a las 8:00 a.m. A este mismo espacio regresarán los niños en los horarios definidos para la entrega a los padres de familia.

Toda la información correspondiente se encuentra a continuación ¡Allá nos vemos!

programacion-enredados-sabado

programacion-enredados-domingo

Retacitos de mí

Sara Ortiz habla de su gusto por los “bailes movidos”, como la salsa y el porro, dice que lo que más la apasiona es el tango porque es una música sensual y elegante. Se va perdiendo entre palabras y movimientos, cuenta su historia: “toda mi familia es bailarina, mis tías, mis primas… eso me impulsó a la danza”… Y después, en el momento de bailar, todos estos retazos de la vida de Sara salen a escena para hacer parte de la coreografía.

La tallerista de este Laboratorio creativo, que se realiza en la Biblioteca Público-Barrial de La Floresta, se llama Paola Vargas. Es estudiante de la Licenciatura en Educación Básica en Danza, de la Universidad de Antioquia, bailarina de larga trayectoria y ganadora de estímulos a la creación artística y en proyectos formativos en danza. Acerca de su propuesta, “Retacitos de mí”, Paola explica:

Es una propuesta creativa que busca enlazar el arte con el diario vivir, desde el movimiento. Quiero que los niños puedan expresar lo que piensan sobre sí mismos, sobre su entorno y les afiance una conciencia más crítica sobre su identidad, entorno y la realidad de su ciudad, más el aporte que puedan dar a la comunidad.

Es necesario propiciar con diversas poblaciones de la ciudad espacios que permitan el rescate y la valoración de su personalidad, el respeto en convivencia por medio del arte, en este caso la fusión de la danza y las artes plásticas en una muestra performática activa, que hable de los niños y de su relación con el medio. Esta propuesta tiene un componente formativo, explorativo y crítico.

La construcción de confianza en sí mismos y en los compañeros de clase es la primera etapa de esta propuesta, que invita a los estudiantes a hacerse amigos, a compartir con el otro el movimiento, para expresarse y conocerse mutuamente a través de la danza. El resultado será, de esta manera, una coreografía hecha con retazos de movimiento.

Barriar

Se despliega una cartulina en el suelo y Jhonatan González, tallerista creativo de la Red de Danza, pregunta cómo llamar el espacio de clase. “Salón de baile”, responden algunos, “Sala de danza”, “Salón de clase”… Y después de dialogar y votar, en la cartulina cada niño escribe una palabra, hasta completar el título Reglas del salón de Danza. Debajo de éste, se agregan colectivamente acuerdos como “respeto por el otro”, “no usar apodos ni malas palabras”, “disfrutar de lo que hacemos”, “pedir siempre la palabra” y “hablar siempre lo que necesitamos”.

En el Centro de Desarrollo Cultural Ávila se encuentra cada semana un grupo de niños y niñas de los barrios Villa del Socorro, Manrique y Villa Hermosa; para conocerse unos a otros con la excusa de la danza. Y Jhonatan encuentra en esta tarea una oportunidad para invitar a su grupo a convivir, poniendo en común las historias que cada asistente trae desde su cotidianidad:

Pensando en el salón como zona de encuentro ¿por qué no poner como punto de partida el origen, de dónde vengo, cuál es mi historia, por qué llego a este lugar y cómo me relaciono con el otro?

Este espacio de reflexión será un laboratorio para la creación entendiendo “laboratorio” como cualquier lugar o realidad en la cual se elabora algo o se experimenta. Este intercambio de memorias está guiado por tres ejes: imaginar, dialogar y acompañar. La propuesta es entonces asistir este proceso de reflexión que nos arrojará ideas para la creación, donde no solo será el movimiento el eje de la exploración, sino también la palabra y la tradición.

“Barriar” es el nombre de este Laboratorio creativo, en el cual las bases para crear mediante la danza son aprender a reconocerse a sí mismo y respetar al otro como alguien diferente. La diversidad se convierte entonces en un escenario para la alegría, la creatividad y la amistad.

Ser-es naturaleza

En el Museo Cementerio de San Pedro los sábados por la mañana están dedicados a la vida. Una mezcla de algarabía infantil y música llega desde la sala de velación, donde la tallerista creativa Margarita Granada baila con casi veinte niños, niñas y jóvenes, en el marco de las actividades de la Red de Danza de Medellín.

Este Laboratorio creativo invita a sus participantes a reflexionar sobre el valor de la vida, no solamente a través del cuerpo, sino del espacio en el cual se lleva a cabo. En esta propuesta, llamada “Ser-es naturaleza”, se pone en primer plano la relación de las personas con su ambiente y consigo mismos. En palabras de Margarita:

(…) vamos a considerar que la naturaleza no es sólo el follaje, o los árboles que nos proveen de oxígeno. Más allá de eso, la vamos a llevar a esferas de la personalidad, de lo que nos rodea y nos puede hablar sobre mentalidades, de lo que concebimos como ambiental dentro de nuestro hogar y fuera de él, incluso el cuerpo desde la perfección de su estructura anatómica y fisiológica.

A partir de juegos, bailes, escritos y dibujos, la naturaleza se convierte en el tema y el escenario de un proceso creativo, donde el cuerpo y el movimiento llevan una gota de vida a los espacios que siempre pensamos condenados al silencio y a la quietud.